Nos encanta viajar, volar, siempre estamos pensando en hacerlo, conocer nuevos lugares, personas diferentes. Sin embargo, entre el comienzo de nuestro viaje y nuestro destino, a menudo se cruzan complicaciones que hacen que nuestro vuelo sea una pesada experiencia.

Una de las mas desagradables, es sin duda, la de esperar de pié junto a la cinta de equipajes del aeropuerto y ver como nuestra maleta no termina de salir. La pérdida de nuestro equipaje, puede dar al traste con todas nuestras ilusiones y amargar nuestro viaje. ¿Pero que está pasando cuando pierdes tu maleta?

¿Cuántas maletas se pierden?

En el año 2014 se gestionaron o se terminaron perdiendo 24,1 millones de maletas en todo el mundo. Aunque esto pueda parecer una barbaridad, solo 7 maletas de cada 1000 pasajeros no se entregaron a tiempo, sin que esto signifique que se hubieran perdido. Si tenemos en cuenta, que hubo 3,3 billones de pasajeros y que del 2007 al 2014 los pasajeros aumentaron un tercio, deberíamos deducir, que la perdida de equipajes en el mundo también estuviera creciendo. Sin embargo y por curioso que parezca, el extravío de maletas se ha reducido a la mitad. Además, el 85 por ciento de las maletas reportadas como perdidas, fueron devueltas a sus propietarios en un margen de 48 horas según datos del informe 2015 de SITA

Las 24,1 millones de maletas que se extraviaron no se entregaron a tiempo o se perdieron, lo hicieron por las siguientes causas:

49%       Por error en la transferencia de los vuelos de conexión

15%       Por error en la emisión de la etiqueta

15%       Por error en la carga del equipaje en el avión.

21%       Una combinación de errores (etiquetado, transporte, restricciones aeropuerto, aduana o problemas de tiempo)

Como concusión solo el 5,5% de los 4,1 millones de maletas son robadas, perdidas o nunca se devuelven a sus propietarios, 225.000 maletas.

Esta importante mejora en la gestión, se debe sin duda a los costes negativos sufridos por las compañías aéreas y por el empuje de la innovación tecnológica.  En el año 2014 el coste de maletas demoradas, perdidas, dañadas o robadas ascendió a 2.400 millones de dólares para la industria, sin contar el daño en la reputación relacionada con una mala calidad del servicio.

En la actualidad, todas las grandes compañías aéreas utilizan el sistema mundial WordlTracer, un sistema creado por SITA, una empresa especialista en comunicaciones y TI para el sector aéreo, que rastrea tu maleta durante 21 días utilizando la información proporcionada en la reclamación efectuada (PIR) como un historial de viaje para tratar de localizarla.

Una maleta se deja de rastrear a los 21 días, sin embargo puede permanecer en un almacén o en custodia de la compañía durante 90 días, por si pudieran surgir nuevos datos o finalmente la identificación por parte del pasajero.

La maleta se ha perdido

En el aspecto legal, el Convenio de Montreal de 1999 introdujo un marco jurídico uniforme para regular la responsabilidad de las compañías aéreas en caso de daños causados ​​a los pasajeros, equipajes o mercancías durante los viajes internacionales en todo el mundo.  En la Unión Europea y para garantizar un sistema uniforme, se estableció el Reglamento (CE) nº 889/2002 que aplica las reglas de la Convención de Montreal  para todos los vuelos, ya sea nacional o internacional, operados por las compañías aéreas comunitarias

Si la maleta no ha sido entregada en el aeropuerto, se debe rellenar el Parte de Irregularidad de Equipaje (PIR) un documento que es el mismo para todas las compañías aéreas y cuyos datos se vuelcan al mencionado sistema Tracer.

Retraso en la entrega.

Puede que la maleta se haya embarcado en otro vuelo por error o que se haya quedado en el carrito de transporte u otro montón de causas asociadas, el caso es que la compañía aérea casi inmediatamente puede informar de  localización de la maleta y de cuando se puede recibir, normalmente en 24/48 horas

En estos casos, existe una indemnización que solo cubre artículos de primera necesidad, normalmente de higiene personal, algunas compañías pueden ofrecer un kit de primera necesidad para una noche. Si decides comprar algo, conserva los justificantes de compra y olvídate de marcas o artículos de lujo.

Pérdida del equipaje.

En la actualidad, cuando la compañía aérea menciona que no sabe dónde está maleta en el momento en que estas realizando la reclamación, hay bastantes posibilidades de que termine retrasándose en el tiempo o no se pueda entregar y finalmente se pierda la maleta.  El sistema de rastreo localiza la maleta inmediatamente a través del justificante de facturación que mostramos en el momento de la reclamación, ese pequeño adhesivo que nos ponen en la tarjeta de embarque y que nosotros nunca le damos importancia o dejamos pegado en algún lado. Este pequeño papel contiene el código de barras y los datos precisos para comunicarse con la maleta, este donde este.  Si lo perdemos o no lo entregamos será un mal comienzo.

Conviene conocer, que oficialmente la perdida de la maleta solo se producirá después de los 21 días de la reclamación. El importe máximo que podrá percibir es de 1350 euros y esto, si has sido previsor y has realizado una lista de los enseres personales de valor incluyendo marca y año de compra. Si creemos que lo que tenemos en la maleta es superior a ese importe, mejor hacer un seguro de viaje que incluya una cobertura por equipaje del valor que consideremos.

Que ocurre con las maletas que no se identifican.

Si después de los 90 días, no ha sido posible identificar tu maleta y hacerte la entrega, entonces tu maleta entrará a formar parte en algún lugar del mundo, de un almacén destinado a casa de subastas.  Las compañías aéreas ceden las maletas a empresas de subastas como Greasbys en el Reino Unido o Masa en España, estas empresas abren las maletas y clasifican todo tipo de objetos para posteriormente adjudicarlos en una subasta que por ejemplo, Iberia publica en el BOE dos veces al año.

Aunque parezca curioso, esta gestión de artículos extraviados, viene dada por una ley de 1942 del Ministerio del Aire, fecha en la que se decidió que Iberia como compañía de bandera, fuera la depositaria legal de todo lo que se pierde en los aeropuertos del país. Iberia no obtiene ningún beneficio de esta subasta, ya que el dinero recaudado se destina a pagar a la empresa contratada para realizar este servicio y a sufragar el coste de la subasta. En caso de que sobre dinero, se entrega al organismo competente, que es el Ministerio de Fomento.

Para finalizar, tu sentido común te dirá que no lleves en la maleta tus cosas de valor. Mete en tu equipaje de mano: cámaras, móviles, electrónica en general, medicamentos, carteras, joyas o documentos como pasaportes, confirmación de hoteles, vuelos y por supuesto tus contactos.

© Ignacio Sanz 2016 Helice Viajes

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies